sábado, 9 de noviembre de 2013

Cueva de los Enebralejos

   Siguiendo con nuestras salidas, esta vez nos tocaba ir a una cueva en Segovia, Cueva de los Enebralejos. Aunque el mundo de la prehistoria lo tenemos muy dominado, nunca está demás recordar cómo fueron los primeros pasos de nuestros antepasados.


   La idea era pasar allí el día y realizar la visita a primera hora de la tarde, para que los niños hubiesen jugado toda la mañana. Lo único malo, que pese a que no llovió, el tiempo no nos acompañó del todo. Pasamos un poco de frío, claro sólo los adultos, pero compensó.



    Tras la comida llegó la hora de comenzar nuestra visita. Como era de suponer no podíamos hacer fotos dentro de la cueva, por lo que sólo pondré las que hice en el poblado. Muy didáctico e ilustrativo.

   La historia ha de vivirse, no puede limitarse a escuchar una charla sobre cómo sería un poblado sin la magia de un escenario preparado para tal fin.


   Recolectar frutos era una práctica habitual, había que alimentarse con todo lo que la naturaleza nos ofrecía. Poco a poco, el hombre, comenzaría a cultivar su propios alimentos.



    Curtir pieles también era importante. Había que resguardarse del frío. Un gran trabajo que hoy en día no valoramos.


   El hombre aprendió a cocinar, combinando así alimentos y creando nuevos sabores.


   Pero la realización de útiles y herramientas era un trabajo también imprescindible. Sin ellos la vida era totalmente distinta.


   Algo por descubrir, cómo fueron capaces de conseguir cobre desde ciertos minerales. Una vez fundido se vertía en moldes de piedra para conseguir mejores herramientas.



Y, por supuesto, ver el interior de una choza no tiene desperdicio alguno. Los niños lo disfrutaron mucho.


   También alguno se atrevió a pasar a la acción.

video

Tras esta visita mi hijo sabe mucho más sobre las cuevas, su formación, sus diferentes utilidades en las distintas épocas de la historia y, naturalmente, sobre la vida en un poblado en la prehistoria.

2 comentarios:

  1. Que buena actividad, entre tus fotos y las fotos de la cueva que hay en internet ya me hago la
    idea de lo maravilloso de la visita.
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes que animarte a visitarla, es genial!!!
      Besotes.

      Eliminar