jueves, 20 de junio de 2013

Canto Cochino, La Pedriza


   El pasado domingo estuvimos en La Pedriza. Acudimos a un taller de geología junto a otras familias. Como viene siendo habitual, ¡regresamos encantados!, y agotados dicho sea de paso.

   Pese a lo que tardamos en entrar, y eso que madrugamos, y en llegar al lugar, todo se nos olvidó en ese paraje. El agua fue otro punto a nuestro favor, los niños tardaron bien poquito en bañarse, así que, puede decirse, la actividad fue un éxito y lo pasamos genial, además de aprender muchísimas cosas.


   Tras una comida campera y jugar un poco en el Manzanares, comenzamos la actividad siguiendo a nuestras expertas en la materia. Los niños encantados y emocionados, los padres acompañándoles en todo momento, lo disfrutamos tanto o más.



   Lo primero era empezar por la base, aprender a interpretar un mapa. Algo muy interesante, tanto para ellos como para nosotros, todo hay que decirlo. Les mostraron varios tipos de mapas, sus leyendas y les explicaron cómo orientarse con ellos.
 

   Las chicas prepararon una maqueta estupenda para enseñarles mejor cómo interpretar las curvas de relieve. Todo lo que sea más visual ayuda mejor a su comprensión. No olvidemos que un mapa no deja de ser una superficie lisa donde nuestra imaginación tiene que ejercer el mayor trabajo, de esta manera, con colores y algo de volumen (en este caso el grosor de la goma eva), los niños entendieron perfectamente tanto la altura como la profundidad del desnivel. 


   Les quedó claro el camino a elegir basándose en las lecturas de los mapas. Cuanto mayor distancia entre una curva de nivel y otra, menos empinada se presentará la pendiente. Por cierto, creo que nos animaremos a realizar nuestro propio mapa, visualmente quedó precioso y nos da juego para trabajar mucha áreas más. No me olvido de las leyendas, saber interpretarlas y situarlas en el mapa es importante también.
 

   Tras aprender a interpretar los mapas, quedaba aprender a orientarse en el sitio. Nuestra geóloga particular les enseñó a buscar lugares de referencia en el entorno y hacer su propio esquema para evitar que se perdieran. Dibujando, a modo de ejemplo, en una pizarra blanca los lugares más "emblemáticos" que nos rodeaban y así tener plena conciencia de nuestra situación en cada momento. 


   Algo muy importante también, saber utilizar una brújula, con ella terminaron de enseñar a orientarse en/con un mapa. Trabajaron los puntos cardinales señalaron cuadrantes en los mapas, con lo que terminaron sabiendo incluso señalar las principales bisectrices. No llegamos a ver la "Rosa de los vientos", pero creo que sería demasiado complejo para ellos.
 

   Tras el estudio del mapa analizar directamente el entorno. Vieron claramente el valle entre las dos montañas, las crestas, la ladera, el collado, el cancho, la peña y parte de bosque en el que nos encontrábamos.

   Analizaron también la flora del entorno. Buscaron algunas flores específicas, con lo que tuvieron que observar bien todo lo que nos rodeaba.
 

   Cambiamos un poco de entorno y nos fuimos a una parte de la Pedriza donde un pequeño arroyo termina su recorrido en el mismo Manzanares.  Los peques aprovecharon para darse un remojón mientras buscaban piedras de granito para comprobar sus características y aprender a diferenciar sus componentes.

   Nuestra experta en geología nos indicó que el granito se forma bajo la superficie terrestre, por grandes presiones y temperaturas. Su composición de Mica, Cuarzo y Feldespato le da ese aspecto tan particular. Los peques acabaron diferenciando los diferentes tipos de granito en base a los minerales que lo forman.



   El siguiente juego consistía en encontrar diferentes tipos y formas de roca en el paisaje. Cada grupo llevaba una tarjeta con lo que tenía que encontar y luego compartir su descubrimiento con los demás grupos. Lo mejor, encontrar a nuestro famoso Snoopy tomando el sol, ¿lo veis en la foto de arriba?
 

   La última actividad tuvo el mayor de los éxitos, buscar bichos acuáticos. No se puede decir que encontrasen muchos, aunque los suficientes para poder buscar en una guía de insectos a qué clase correspondía y de qué se alimentaba.
 

   Finalmente, para rematar el día, el baño se convirtió en la estrella de la tarde. Aunque pocos adultos nos atrevimos a pisar las "frescas" aguas del Manzanares, los niños no se privaron de dicha experiencia y se animaron, incluso, a tirarse desde el tronco.

   Conclusión, el estudio en plena naturaleza, la diversión entre actividad y actividad, la compañía de los padres y unas expertas en la materia (y no sólo en lo que a geología se refiere) fomentan el interiorizar conceptos que se fijarán en su mente de otra manera.

miércoles, 19 de junio de 2013

Los cuatro elementos




   Como lo prometido es deuda, aquí tenemos, ¡por fin!, la actuación de danza "Los cuatro elementos". Visualmente quedó precioso, y todo por esta pedazo de profe, María Peña, que es capaz de sacar lo mejor de los peques. 

   En ningún momento los padres fuimos conscientes de lo que estaban montando. Claro que tuvimos que organizar las cariocas (en nuestro caso, que hacen de fuego), buscar las camisetas rojas y llevarles a todos los ensayos que pudimos, cada grupo hizo lo propio con su elemento. Pero, aunque en casa practicasen (lo hago extensible a todos, dado que pienso que nos pasó lo mismo), no nos imaginamos que pudiera llegar a crearse algo tan súmamente vistoso con niños de tan diferentes edades. 

   El ser los primeros en abrir el festival no les pasó factura alguna, o al menos esa es mi percepción, salieron tan campantes, tan felices y tranquilos. Eso sólo se consigue cuando se transmite confianza.


   Nada, a seguir babeando un poco más. 



viernes, 14 de junio de 2013

Jugando con el magnetismo

video


Continuando con sus vena científica, tras haber realizado el taller de Electromagnetismo, mi hijo se dedica a experimentar con los geomax. En esta ocasión ha trabajado con los campos magnéticos, intentando mover unas figuras geométricas que ha creado. 

video

   Así es como los conocimientos se fijan en nuestra mente, sencillamente dejándonos experimentar, observar, analizar y sacar nuestras propias conclusiones. No siempre acertamos con nuestras deducciones, para eso luego están las comparaciones y búsqueda de información, pero al menos nuestras hipótesis nos ayudarán a saber analizar mejor todo nuestro entorno.

   Finalmente añadiré lo que me gustan estos juguetes, puesto que se pueden trabajar muchas áreas con ellos. En este caso, las figuras geométricas y el magnetismo del propio objeto.

jueves, 13 de junio de 2013

Taller de batería

Y ahora toca ver los vídeos de los talleres de batería, tanto del primero como del segundo, que ha tenido en estos meses. Ni que decir tiene que estamos encantados, sobre todo él. Y es que, así, da gusto.



video


Sólo nos queda un taller más, antes de finalizar el curso. Bueno me incluyo aunque en estas clases me mantengo al margen. En honor a la verdad diré que en casa me permite "escuchar" lo que va aprendiendo. Pero hasta que no he visto el vídeo, donde toca junto a su profesor, no me he dado cuenta de lo cómodo que se encuentra con el instrumento.


video

Lo que más me gusta, que toca con el cuerpo. Aunque en casa está más relajado y tiene más soltura, normal, improvisa a su aire, que no es lo mismo, en estos vídeos le veo como un auténtico baterista. ¿Qué os parece?

lunes, 10 de junio de 2013

El Concierto




   Y llegó el gran día, el pasado viernes, en el que había que actuar en el festival de fin de curso de la escuela de música.  Mi hijo, junto a otros compañeros, abrió el festival con este número de danza sencillamente espectacular. En todo momento se sintió muy cómodo en el escenario y demostró que se encuentra como pez en el agua. Terminada esta primera actuación tuvimos que esperar hasta la segunda parte para continuar con sus apariciones. En cuanto el vídeo esté editado, prometo colgarlo también.


   Una vez concluido el descanso, y tras la entrega de premios, era hora de volver a escena. Estaba tan relajado que se permitió el lujo de rascarse la nariz justo antes de comenzar, incluso de mirar a su alrededor mientras actuaba. Eso es porque se sentía como en casa, parece que el escenario no le intimidó en absoluto, y eso que estábamos en el Teatro Salón Cervantes, que así dicho ya impresiona.


   Pero todo esto lo debemos a su profesor, un profesional como la copa de un pino, Abel Camacho, que ha sido capaz de transmitirle confianza y serenidad ante una sala repleta de gente. Claro que nuestra escuela no es cualquier cosa, no es la primera vez que lo digo, y me siento muy orgullosa de pertenecer a la misma. ¿Cuál?, estaréis pensando algunos (o al menos es lo que yo haría), Juventudes Musicales en Alcalá de Henares. ¿Un anuncio en toda regla?, no, sencillamente un reconocimiento íntegro a su labor. Su metodología única "Musicaeduca" lo dice todo, aunque la palabra se queda bastante corta. Vivirlo para sentirlo.

   "Guitarsión" es uno de los temas que tocamos, sí, habéis entendido bien, que yo también hago mis pinitos. Por ahí ando, entre el grupo de padres que participamos.  Aunque el directo es mucho más emocionante, transmite el doble que un simple vídeo colgado en youtube, tengo que decir que se me saltan las lágrimas al ver cómo salió todo finalmente, porque no es lo mismo la perspectiva que se tiene desde el escenario, que siendo un espectador más en una sala repleta de magia. 



   Pero sólo un vídeo se queda corto, ¿verdad?, pues para ser generosos pongo este otro también, que refleja toda la clase y fuerza que tienen nuestros peques (en tamaño claro, porque en talento son verdaderos gigantes). "The Combo Kids", todo un ejemplo de ritmo y coordinación en esta "Presentacción". 


   Y no querría despedirme sin agradecer a Fer y Raquel su participación, nos dió mucha fuerza, seguridad y, que narices, un pedazo "caché", ¡sois los mejores!
   Ahora, ¡a disfrutar!

viernes, 7 de junio de 2013

Visita a GREFA



Equipo de rescate
GREFA es un Grupo de Rehabilitación de la Fauna autóctona y su Hábitat. Hace unos días estuvimos de visita en sus instalaciones. Decir que lo pasamos fenomenal y aprendimos mucho es quedarse corto. La guía que nos tocó es una persona excepcional, supo transmitir en todo momento, tanto a grandes como a pequeños, toda la información necesaria para entender mucho mejor la naturaleza y los seres que la habitan.





 Puedo decir que, pese a las dos horas de charla, la visita se nos hizo muy corta. Los niños la disfrutaron muchísimo y creo que salieron sabiendo cómo tratar a un animal herido y con la conciencia del respeto hacia toda nuestra fauna.



Desarrollar aquí todos los pormenores de la excursión me sería muy difícil, por eso animo, a todo aquel que pueda, llamar e informarse, porque la visita merece la pena. Además, nos comentaron, cada último domingo de mes hacen una excursión al campo, donde se aprende un montón de cosas sobre entorno, animales, alimentación, huellas...

¿Se nota que estamos encantandos con este descubrimiento?, creo que ha sido una de las salidas que más nos han llenado, quizá por el sitio, quizá por nuestra estupenda guía, el caso es que volveremos seguro.

Lo que a mi hijo le quedó muy claro es la importancia de no soltar en la naturaleza a otras especies exóticas, que tanto daño causan en nuestro entorno. Con eso se concienció de la importancia de no adquirirlas, pese a que en un primer momento nos puedan resultar llamativas. Ahora ve las tiendas de animales con otros ojos. Sólo por eso, ya me ha merecido la pena.

También aprendimos sobre los potenciales peligros que rodean a nuestros animales salvajes, desde el veneno, pasando por los cepos y acabando por los cables de la luz, nos enumeraron un montón de obstáculos que estos animales tienen que salvar. 

Sus instalaciones pretenden recrear el hábitat de cada una de las especies que tienen al cuidado. No todas son recuperables, por desgracia algunas quedan tan malheridas que no pueden volver a introducirse en la naturaleza. 

Lejos de ser un zoo, lo que intentan es recuperar el mayor número de especies posibles y con ello fomentar su reproducción.  Deseamos de corazón que su trabajo siga dando frutos y su constancia se vea recompensada.



lunes, 3 de junio de 2013

Nido de águilas



Gracias a un enlace que vi en facebook, he encontrado esta página en donde se puede ven en directo a un águila y su polluelo

A mi hijo le encantan estas aves, así que imagino que se convertirá en un fondo de pantalla animado y con una estupenda banda sonora, más naturla imposible.

Ahora nos tocará ahondar más sobre este fascinante animal y aprender muchas más cosas de su vida y entorno.

domingo, 2 de junio de 2013

Percubonea conmigo (1/2)

   Muchos sabéis que mi hijo acude a clases de música. Desde hace dos años estamos en una escuela que se ha convertido en nuestra segunda casa. No solo por la cantidad de instrumentos que está aprendiendo a tocar (cruzo los dedos para que no continúe sumando alguno más en los próximos años), sino porque realmente nos sentimos con ellos como en casa.

   Pero de lo que quizá me sienta más afortunada es de participar en un proyecto muy novedoso llamado Experimentación Musical, creado por Abel Camacho (uno de nuestros profes) y que la escuela, de manera muy acertada, a implementado en su programa.

   Algunas familias me han preguntado por este original método, pero me es imposible explicarlo sin poner ejemplos. Evidentemente este vídeo dista mucho de representar la realidad del aula, en la que participamos todos activamente, tanto padres como alumnos. Puedo decir, eso sí, que es la primera vez en mi vida que he logrado aprender algo de música, entender el pentagrama, diferenciar notas y lograr leer una partitura sencillita. Ni que decir tiene que mi hijo está avanzando a un ritmo que nunca me hubiera esperado.

   Aunque es un minúsculo ejemplo de uno de los ejercicios que se hacen en clase, me ha parecido muy interesante resaltarlo, porque métodos y enseñanzas basadas en la experimentación, siempre tendrán un lugar preferente en nuestras vidas. Espero lo disfrutéis.