jueves, 14 de marzo de 2013

Desviar la luz

La luz viaja siempre en línea recta, aunque puede cambiar de dirección si es reflejada por una superficie. También puede hacerlo cuando atraviesa algo transparente, como un vaso de agua. A esto se le denomina refracción.

Para este experimento, el de desviar la luz para que los niños puedan verlo de forma clara, necesitamos una linterna, agua, un trozo de cartón, una botella de cristal, leche y tijeras.

Llenamos la botella de agua y le añadimos un poco de leche, para enturbiarla. Realizamos una ranura algo gruesa en el trozo de cartón y con la longitud del tamaño de la linterna. Apagamos la luz y encendemos la linterna, apuntando a la botella, pero con el cartón entre media de ambos. Vemos así como el agua y el cristal desvían (refractan) y dispersan la luz.

video
 

lunes, 11 de marzo de 2013

Candilejas-Charles Chaplin

 
   Ayer estuvimos viendo esta pedazo de obra. Realmente el genio de este hombre era admirable. No solo sus películas de Charlot hacen de él una estrella, son filmes como éste el que le catapultan hacia lo que realmente fue.

   Me ha encantado compartir esta historia con mi hijo, que la ha disfrutado, reído y llegado hasta lo más hondo. Si bien es cierto que el final es predecible, no dejas de ver la cruda realidad de lo efímero de la fama. Eso es lo que hemos trabajado realmente, nada prevalece, todo cambia y el público no deja de ser un caprichoso empedernido que, tan pronto te eleva a lo más alto, como que te hunde en la miseria.

   La naturaleza del ser humano se muestra palpable en la cinta. La creatividad de Charles es inmensa, sus diálogos bien elaborados, medidos hasta el más mínimo detalle, hacen de esta película toda una obra maestra que nadie debe perderse.